Versión para impresión

La Diputació inicia la ampliación de la carretera entre Sagunt y Canet para terminar con el ‘punto negro’ de la CV-317

  • La actuación, cuyo presupuesto asciende a 3 millones de euros, comenzará este lunes. Habrá cortes en la vía durante 8 meses para mejorar el trazado y reordenar los accesos e intersecciones a lo largo de 3,2 kilómetros
  • Pablo Seguí asegura que esta actuación es una de las prioridades del área de Carreteras en materia de seguridad vial: “permitirá reducir la siniestralidad en una vía catalogada como tramo de concentración de accidentes”
Imagen
12/01/2019

La Diputació de València ha iniciado ya las obras de acondicionamiento de trazado y reordenación de accesos en la CV-317, entre Sagunt y Canet. Una inversión de 3 millones de euros con la que se logrará mejorar la seguridad vial en un tramo catalogado como de alta concentración de accidentes, lo que popularmente se conoce como ‘punto negro’ en la red viaria. Aunque la DGT no lo catalogue como tal, la solución a los problemas de tráfico en esta carretera es una de las reivindicaciones históricas de los usuarios.

 

La CV-317 está considerada como uno de los ejes vertebradores de la provincia, ya que conecta en un extremo con la N-340 y en el otro con la CV-320, y soporta un tráfico medio diario de 4.000 vehículos. En la actualidad, esta vía presenta un trazado sinuoso, con curvas de radio reducido y un ancho de plataforma de 6 metros, sin bermas ni arcenes. Asimismo, se trata de una carretera con gran cantidad de accesos directos, lo que aumenta su peligrosidad.

 

El tramo más conflictivo de la carretera se sitúa en los 2 primeros kilómetros. Tal como ha explicado el diputado de Carreteras e Infraestructuras, Pablo Seguí, “si bien este tramo ya no aparece en los registros de la DGT como punto negro, sí continúa estando catalogado como Tramo de Concentración de Accidentes y, por tanto, era un objetivo prioritario de actuación”. En este sentido, Seguí ha recordado que “el objetivo principal del área de Carreteras es mejorar la seguridad vial en toda la red y, especialmente, resolver aquellos tramos y vías que presentan una alta siniestralidad, como es el caso de la CV-317”.

 

Desvío por Fausto Caruana

 

Para solucionarlo, las obras abordarán la ampliación de la plataforma y mejora del trazado, suavizando las curvas existentes, desde el final del paso inferior sobre las vías del ferrocarril hasta la intersección giratoria existente con la carretera CV-320. En total, 3,2 kilómetros de carretera cuya anchura será ampliada hasta los 7 metros, con un carril de circulación por sentido, a los que se sumarán arcenes de 1,5 metros y bermas de 0,75 metros.

 

Adicionalmente, se reordenarán los accesos agrícolas directos, de forma que cuenten con una visibilidad adecuada y se ejecutarán un total de tres intersecciones en ‘T’ con la red principal de caminos, dotadas de carriles centrales de espera, con la finalidad de solventar los giros a izquierdas de los accesos de parcela a la carretera. De esta forma, se pretende mejorar no sólo la seguridad vial, sino también la accesibilidad, la capacidad y la funcionalidad de la carretera.

 

Los trabajos preliminares comenzaron ya el pasado mes de noviembre, y a partir de la próxima semana está previsto que empiece la actuación sobre la plataforma, lo que va a implicar cortar al tráfico la carretera desde el lunes 14 de enero hasta aproximadamente el 28 de agosto. Durante este tiempo, los usuarios que deban circular entre Sagunt y Canet serán desviados por la avenida Fausto Caruana y la CV-320, desde el Port de Sagunt.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet