Versión para impresión

La Diputación pone en marcha todos sus efectivos para paliar los efectos de la ola de frío en las carreteras valencianas

  • La demarcación más afectada es la de L’Alcúdia de Crespins, en la que se mantienen cerradas 10 carreteras. También hay cinco carreteras cortadas en Villar del Arzobispo
  • El presidente, Jorge Rodríguez, adelanta su vuelta de FITUR para poder seguir de cerca la evolución del temporal en las comarcas valencianas
Imagen
19/01/2017

Los equipos del Área de Carreteras de la Diputación de Valencia trabajan con todos los medios a su alcance para paliar la situación que la ola de frío y nieve está dejando en toda la provincia, especialmente en la demarcación de l’Alcúdia de Crespins, en la que permanecen cerradas 10 carreteras. “El temporal está siendo muy fuerte, por lo que se está procediendo al cierre de vías por precaución para evitar mayores incidencias”, ha destacado el diputado Pablo Seguí, que se ha desplazado a algunas de las localidades más afectadas, Moixent y Fontanars dels Alforins, para supervisar y coordinar los trabajos en las vías.

 

Por su parte, el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha adelantado su viaje de vuelta de la Feria Internacional de Turismo, FITUR, para poder seguir de cerca la evolución del temporal en las comarcas valencianas. La situación es de alerta roja por nevadas en las comarcas del interior de la provincia y amarilla por lluvias y viento en las zonas costeras. Los trabajos de los efectivos de la Corporación provincial se centran en las áreas de los municipios de mayor población, como Ontinyent, Fontanars dels Alforins y Moixent, para poder realizar evacuaciones en caso de emergencia.

 

Las carreteras que permanecen cerradas al tráfico por nieve son la CV-584, de Enguera a Casas de Benalí; la CV-589 de Moixent a CV-590; la CV-794 de Bocairent a Alcoi; la CV-652 de Moixent a Fontanars dels Alforins; la CV-654 de Fontanars dels Alforins a CV-652; la CV-651 de Moixent a Aielo de Malferit; la CV-657 de Moixent a Beneixama; y la CV-655 Y CV-656 de Fontanars dels Alforins al Pou Clar. Además, también está cerrada por inundación la CV-673 de Bellreguard a la CV-670. En la demarcación de Villar del Arzobispo se ha cortado la CV-345, desde Higueruelas hacia Alpuente, la CV-350, la CV-354, la CV-361 y la CV-363.

 

Por lo que respecta a la comarca del Valle de Ayora-Cofrentes hay tres vías en las que se ha de circular con especial precaución: La CV-436 en el acceso a San Benito desde la N-330; la CV-437 en el acceso a Alpera desde la N-330; y la CV-441 de Jarafuel a la CV-440.

 

El dispositivo especial de la Corporación provincial incluye 200 toneladas de sal, 20 vehículos y un equipo de 400 personas, incluyendo efectivos de las brigadas de Divalterra, unos medios que, en palabras del diputado Pablo Seguí, se encuentran a disposición de los ayuntamientos. Desde el Área de Carreteras se ha señalado que las vías permanecerán cerradas pero que serán abiertas “tan pronto como sea posible” y siempre que la situación de frío y nieve vaya mejorando. Todas las incidencias se coordinan a través del Dispositivo de Actuaciones de Vialidad Invernal de la institución provincial.

 

*Disponibles imágenes de vídeo en FTP Diputación de Valencia

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet